Microplásticos: un problema que todos podemos solucionar

Uno de los temas que están más de actualidad últimamente es la presencia de microplásticos en el mar. Este hecho no solo es perjudicial para el medio, sino que puede llegar a serlo para nosotros. Además, según la Fundación Ellen MacArthur, al ritmo que hay hoy, para 2050 habrá más volumen de plástico que de peces en el mar. Por esto, nos encontramos en una situación que es posible frenar, si todos colaboramos.

Está demostrado que los microplásticos causan daños a la fauna acuática. El marisco es uno de los alimentos puede llegar a verse más afectado por las partículas de plástico que se depositan en el fondo marino donde viven los crustáceos. Así, estas podrían llegar a encontrarse en pescados de consumo humano.

¿Qué podemos hacer para solventar este problema?

  • Reducir el consumo de productos que contienen microplásticos, como determinados cosméticos o dentífricos.
  • Reducir el consumo de plástico de usar y tirar.
  • Evitar el uso de ropa hecha a base de fibras sintéticas, especialmente la de poliéster, que desprende cientos de fibras en cada lavado.

Durante estos meses de verano, todos somos testigos del estado de las playas, por lo que, en definitiva, es obvio que no todo está en manos de la industria. La concienciación social y la educación son bases fundamentales para crear unos hábitos saludables con el medio ambiente. El reciclaje, el aprovechamiento de los productos y la colaboración en la limpieza de sitios públicos, benefician tanto a nosotros como al medio.

¡Colaboremos por la salud de nuestro mundo!